La tecnología nos vuelve robots

 
Hace más de tres décadas atrás productores de Hollywood crearon una película en donde un robot  se volvía contra los humanos tras una falla técnica provocada por la caída de un relámpago. Este producto de la imaginación poco a poco se está convirtiendo en realidad, pero no a causa de un desperfecto, ni tampoco de un robot, pero si de la avanzada tecnología creada por humanos que se nos esta volviendo en contra. Sin siquiera tener vida propia y pese a estar tan avanzada la tecnología nos esta retrasando cada vez mas, quizás hasta una autodestrucción que ya cada vez más la creemos inminente.

Cada vez que se viaja en un transporte público se observa que la mayoría de los pasajeros van hipnotizados mirando su celular, quizás enviando mensajes de texto o navegando en Facebook, Twitter o alguna otra red social en sus aparatos novedosos y de alta tecnología. Otros agarran sus auriculares, se los ponen en los oídos y así viajan todo el recorrido, no solo todo el recorrido, sino también, hasta llegar a sus casas. Caminan enviando mensajes de texto, escuchando música o mirando alguna página web. Pueden chocar a cualquiera, hasta incluso un poste de luz o pisar a alguien que se haya caído. Nada obstaculiza cambiar su conducta. Cómo también están los que van a un restaurante, a un local de comidas rápidas o a un bar y se sumergen dentro de su portátil obviando totalmente su exterior. En diversas situaciones de la vida se puede ver como las personas están inmersas con la tecnología, yo lo llamo un "efecto colateralde lo que en otra época fue la televisión, pero que ahora puede llevarse a cualquier sitio, todo el tiempo, a toda hora, aún mayor manipulación.

Esta obsesión por estar todo el tiempo conectados, aparte de opiniones de especialistas que dicen que el uso desmedido y obsesivo de redes sociales como Twitter pueden traer diversos trastornos psicológicos, que ya se tratan en consultorios, también nos hace perder identidad, ya qué casi no nos conocemos por nombre y/o apellido, sino, por nombre de usuario (nick) o ID. La tecnología nos esta convirtiendo en maquinas sin serlo. Sin sangre, pero con sangre. Sin corazón pero con corazón, programados solamente para pulsar el teclado.

Si desde antes la indiferencia hacia ciertos aspectos de la sociedad, como cooperación, solidaridad, compasión, estaba a la orden del día, actualmente aumentó muchísimo más. Ahora cualquiera puede pedir ayuda en la calle, que casi nadie lo va a ver, mucho menos escuchar. Cada cual en su mundo, nadie ve, nadie escucha, nadie ayuda. Aunque lo puedan ver o escuchar, por comodidad -o miedo también- simulan no ver o no escuchar. Encaja en la situación perfectamente la clásica frase: salvesé quien pueda. Así nos quieren: zombies.

Y si bien esto no provoca una muerte instantánea, hay circunstancias donde estos aparatos de la tecnología nos manipulan tanto que se puede llegar a perder la vida, o causar lesiones, como a este joven de Resistencia (Provincia de Chaco - Argentina) que sufrió graves lesiones al ser embestido por un tren al cruzar las vías escuchando música con auriculares en sus oídos. Nos entregamos tanto a la tecnología que nos olvidamos por completo de nosotros mismos y lógicamente de todo el mundo exterior.

Pero esto no es solo responsabilidad, como piensan muchos, de quien usa la tecnología y de como la usa, sino, en gran parte de los medios, de las grandes empresas (como las de telefonía celular) que lucran a costa de estas cosas, que desean mas personas obsesionadas para mayor consumo, no importan los efectos en su salud ni en la sociedad, solo importa lucrar.

Como lo dicho por la licenciada en Psicología Laura Ambrosino:
Para que haya adicción tiene que haber una personalidad adictiva latente. Esto significa que usar Twitter en sí no genera dependencia, pero abre las puertas para personalidades adictivas que son motivadas por un mercado y una publicidad casi agresiva cuyo mensaje es claro: `si no estás conectado, no sos'.

Como se ve claramente, el negocio de esto, es para unos pocos, mientras que los efectos adversos son para los muchos.

La tecnología, es maravillosa, trajo grandes cambios y diversos servicios que nos benefician a todos, pero como en el caso de la ciencia o de la química, entre otras áreas que están destinadas a mejorar nuestra calidad de vida, las utilizan mas los poderosos sectores para manipularnos o aniquilarnos,siempre sacando provecho.

Queda en nosotros, no dejarnos hipnotizar, usando los aparatos de la tecnología conscientes y atentos sin dejarnos dominar y convertirnos en maquinas teledirigidas.




Si te gustó este articulo ¡Por favor compartilo Facebook En FacebookTwitter Tweet en TwitterGoogle+ Plus en Google+ Whatsapp En Whatsapp Whatsapp Opinar

Zona B Publicidad



Publicite aqui