La violencia está de moda: Los linchamientos

Recientemente un tema esta en el centro de la polémica nacional: los linchamientos a los delincuentes.

Hace unos días distintos medios transmitieron la noticia que en diferentes puntos del país ocurrieron hechos de violencia provocados por personas que al advertir un robo, procedían a linchar al delincuente bajo la denominada justicia por mano propia.

Analizando un poco con profundidad, se puede notar que estos medios dieron pie a desencadenar una furia de la sociedad hacia un grave problema como es la inseguridad. Estos se valieron de hechos que ocurrieron en diferentes puntos del país, mostrándolos como una "insurrección" o "solución" popular contra los robos; atacando directamente al delincuente, como una especie de lección para los demás. Ahora bien, estos episodios siempre han ocurrido a lo largo y ancho del país, por lo que por ejemplo, si recolectamos episodios
alrededor de Argentina de accidentes de ciclistas que ocurrieron en un lapso de tiempo, podríamos decir que hubo un novedoso aumento de esta clase de accidentes, sin embargo, siempre estuvieron, pero nunca fueron noticia.


¿A qué se debe entonces? Un cierto sector de la población de nuestro país, les conviene o simplemente ya no quieren seguir bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, por lo que intentan bajo diferentes hechos, crear una desestabilización similar a la caída del entonces presidente Fernando de la Rúa en el año 2001. En este caso, mediante la recolección de estos hechos ocurridos en todo el país, intentan crear una tendencia en la sociedad de salir a linchar a los delincuentes, aprovechando, sobretodo, la impotencia general por los hechos de inseguridad que día a día crecen. Así se crea un panorama desalentador para el gobierno: civiles contra civiles.

En definitiva, este sector pretende crear en el país situaciones similares a otros países, queriendo llegar casi a una guerra civil y así debilitar al gobierno nacional.

Está claro que todos estamos cansados de la inseguridad, de los robos, de los asesinatos, de la violencia, en mayor o menor medida se pide algo que el gobierno no puede solucionar: brindarnos más seguridad para vivir. De esto se aferran los medios para crear esta desestabilización, de la necesidad, de la impotencia de las personas que se ven desesperadas y buscan una solución. Solución que no es el linchamiento.


Leí un comentario en un diario digital de un lector que pretendía instar a vecinos a armarse con palos, no así con cuchillos o armas de fuego. Olvidó pensar que en una organización no todos se apegan a las reglas, ¿además no pensó, que aunque estén armados con palos y que quizás la intención no sea quitarle la vida al delincuente, no todos se moderarían en la fuerza o cantidad de golpes que le propicien? comentarios e ideas como estas abundan en la red o en la calle misma y es lo más preocupante ¿acaso volvemos a la inquisición?


Un fragmento de una noticia en diario La Nación, donde un ladrón robo un reloj Rolex de oro y vecinos quisieron lincharlo, hasta que el actor Gerardo Romano intervino y pudo evitarlo:
 

En diálogo con Canal 13, el actor relató que este mediodía caminaba por la intersección de las calles Borges y Costa Rica cuando escuchó los gritos desesperados de una mujer. En el acto, vio pasar a un hombre con un reloj y comenzó a correrlo, junto con un policía de la comisaría N°25 que también pasaba por allí. 
Luego de algunos metros, Romano y el oficial lograron capturar al hombre y reducirlo. Sin embargo, ese no sería el hecho más violento del episodio. Segundos después, un grupo de vecinos se acercaron hasta el delincuente con la intención de lincharlo, como ocurrió en reiteradas ocasiones esta semana. 
"Le había robado un rolex de oro a una mujer extranjera", relató el artista, y resaltó que varios vecinos se acercaron hasta el hombre detenido con la intención de golpearlo. "El ladrón ya estaba tirado en el suelo con un policía. Un tipo paró un auto y bajó con un machete", contó.


Claramente este relato demuestra que a raíz de esta ola de noticias sobre linchamientos, los vecinos están más decididos a instalar la justicia por mano propia, contra un único ladrón, desarmado y con un policía de por medio. Más allá de esto me pregunto: ¿A quién puede ocurrírsele ir por la vía pública con un reloj Rolex de oro? me parece que esto pasa más allá de un problema de inseguridad, sino de un problema de ostentación.

El problema de la inseguridad es un problema grave el cual no se soluciona con organizarse para ir a linchar personas como siglos anteriores. Esto puede traernos graves consecuencias como sociedad y daños muy serios a personas que pueden llegar a ser inocentes, ya que actualmente (y lamentablemente) en la actualidad existen muchísimos prejuicios. Una posible solución es una justicia mejor que la actual y muchos cambios más profundos que por el momento ni el oficialismo ni la oposición pueden ofrecer, pero sin dudas tampoco es armarse con palos una solución ni alternativa.







;)Si te gustó este articulo ¡Por favor compartilo! ▼

» Comentarios Zona B

¿Qué opinás de este tema?

IMPORTANTE:
Este es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión, que apoya e incentiva la pluralidad de pensamiento. No un escenario de ataques al pensamiento contrario. Los articulos estan presentados en forma meramente informativa. Si tenés alguna pregunta y/o sugerencia referente al articulo ó comentarios, comunicate con nosotros a traves de la sección Contacto

publicidad | Publicite aquí