Extracto de la (desigual) actualidad - Parte 3

Esperabamos que la fiebre por las olimpiadas recientes finalizara para poder tocar un tema que poco se habló en los medios durante esos días. Como era de esperarse, las portadas de diarios y programas de tv se dedicaron a cubrir el espacio con los deportistas del momento y con aquellos que lograron hazañas pudiendo conseguir la tan ansiada medalla de oro. Esos mismos que al partir nadie les realizaba notas y nadie se percataba de cual deporte realizaban, se convirtieron en héroes nacionales, por qué el circo deportivo necesita tener atada a las personas, si no es un mundial, es una olimpiada y si no son esos eventos, es el campeonato local, tiene que haber siempre ininterrumpidamente algo con que llenar el vacío mental colectivo y que mejor que un entretenimiento tan arraigado en nuestro país (y en todo el mundo). En ese mundo de competencia, el cual la presentan como sana (¿realmente existe una competencia sana?) que no es tal, o viéndolo de otra manera, es una competencia pero por la fama y el dinero, conviven las divisiones, el odio y las rivalidades innecesarias pero irónicamente es el corazón oculto y el verdadero propósito de los deportes actuales, por qué si no nos tienen divididos políticamente, nos tienen divididos deportivamente.
La idea es dividirnos y lo logran.

Sin embargo, decidimos comenzar con este tema de esta editorial no por lo anteriormente mencionado, sino, por la cifra monetaria que cada deportista recibió al ganar una medalla, por ejemplo Paula Pareto, la deportista argentina de judo que ganó la medalla de oro, percibió por parte del Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) U$S 75.000 y su entrenadora U$S 18.750, mientras que Juan Martin Del Potro, el tenista argentino U$S 35.000 por su medalla de plata, por otro lado, los equipos que lograron una medalla de oro recibieron U$S 350.000. Por supuesto que cada país tiene su propia escala y otros países premian con mayor o menor dinero. Hacer el cálculo total de todos los deportistas que obtuvieron una medalla resultaría muy agobiante, sin embargo, para tener una referencia, entre todos los argentinos que ganaron una medalla (sin contar entrenadores) se llega a la suma total en pesos argentinos de casi doce millones. Resulta llamativo por ejemplo, que Estados Unidos premie con U$S 25.000 a un atleta que gana una medalla de oro, tres veces menos que Argentina. Pero aún más llamativo que se destine esa cantidad en deporte y los hospitales no posean medicamentos o farmacias corten la prestación de PAMI a los jubilados y no puedan recibir sus medicamentos por qué el estado les debe un tercio de la parte que les paga a los deportistas. ¿Importa el deporte o la salud? en definitiva, importa lo que está de moda.

Deportistas argentinos olimpiadas 2016
foto: elonce.com
Y si hablamos de moda, no podemos dejar de hablar de espectáculos, algo que no solemos hablar en Lado B, sin embargo, días pasados hubo un hecho por de más controversial y casi inedito en la farándula local. Se trata del actor turco Ergün Demir, que fue traído (casi por descarte) al país tras el fugaz éxito de la novela "Las mil y una noches" en la cual actuaba para participar del decadente y aborrecible "Bailando por un sueño", finalizado el espectáculo, Ergun se encuentra sin trabajo y abocado a la solidaridad. Noches atrás se dedicó a subir a su cuenta de Twitter fotos con historias de personas que fue a llevarle sopa y charlar con ellos como si fuera uno más. No se sabe si lo hace para ganar fama o para que de esa manera obtener algún papel actoral, de todas formas lo que hizo un actor extranjero no lo hace ningún actor argentino: mostrar la miseria y desamparo que hay en las calles y ofrecer su ayuda, mientras que los nacionales se insmicuyen en debates ideológicos entre oficialismo y oposición.

ergun demir en la calle
Ergün durmiendo en la calle y ayudando gente
foto: ratingcero.com
Recientemente Victoria Xipolitakis lanzó un libro que cuesta $650 más $900 el envío, lo preocupante no es el precio ni de lo que pueda tratar el libro, sino de quién puede comprarlo y que pasa por su cabeza al hacerlo. ¿Comprar un libro de estos pueden, pero ayudar a un necesitado no?

Semanas atrás con las fuertísimas declaraciones de Gustavo Cordera, ex líder del grupo de rock argentino Bersuit Vergarabat, que ya todo el mundo imaginamos está al tanto y que omitimos reproducir. Recientemente se ha filtrado un nuevo video con otras durísimas declaraciones de Cordera, esta vez explicando la historia, de un tema como solista, llamado "La bomba loca". Solo vamos a reproducir lo dicho en el recital y que quedó grabado ya que no queremos dedicarle ni una linea más a una persona que con sus dichos son tremendamente repudiables y desagradables.
Propina no había, y la gente dijo: este chabon nos está cargando, es el pelado ¿como nos va a pedir plata? viene una chica de 15 años y se ofreció ella como propina y a partir de eso nos inspiró esta canción. Que es un amor inconfeso a una menor de 15 años, ya siendo un viejo yo, y eso realmente todavia me pasan esas cosas.

Otro caso muy notorio en los medios que aún sigue repercutiendo hasta estos días, es el caso del médico que sufrió un intento de robo de su auto y -según su relato- al peligrar su vida, decidió agarrar un arma que tenía por su seguridad y dispararle al delincuente provocándole la muerte. Este hecho desencadenó un debate moral y mediatico, el mismo cada vez que ocurre un caso similar, sobre si esta bien o no el accionar del médico, cómo también una pasarela mediatica tanto del médico, sus familiares, como de su abogado y familiares, conocidos y vecinos del delincuente abatido. Los medios favoreciendo el morbo y fomentando la "doble posición" es decir, estar de un lado o del otro, a favor de uno o del otro, decidiendo a modo de "juez televidente" quien es culpable y quien es victima, quien se lo merece y quien no.


El médico que mató a un ladron
foto: quepasasalta.com.ar
El ministro de Justicia, Germán Garavano, atinó a decir una frase muy correcta:
Las víctimas somos todos: el médico, la persona que murió y toda la sociedad.
Despegandosé de los dichos de Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad de la Nación) quién mencionó que de ese hecho, la victima es el médico.
Y sin lugar a dudas la mayoría de la sociedad cree de esta manera, idolatran al médico como si matar un delincuente fuera un trofeo, está de moda en estos tiempos, plantear una especie de nueva inquisición, los herejes de antes son los delincuentes de ahora. Y cómo ya se sabe, cómo en el siglo XVI, en general caerían más inocentes que "culpables", pero eso poco importa para la sed de venganza ciudadana, con el solo hecho de ser titulado "delincuente" es motivo suficiente para ser condenado a la hoguera, no importa su inocencia o culpabilidad, importa que pague por los demás. Ingenuamente muchas personas creen que aniquilando a toda la delincuencia esta se terminaría. Los "actos herejes" continuaron pese a la inquisición, de la misma manera la delincuencia, debido a que la sed de venganza implantada por ciertos sectores omite el pensar por qué se genera la delincuencia, por ejemplo en el caso del médico, nadie se puso a hablar (al menos minuciosamente) sobre por qué la delincuencia se forma, nadie habló del aumento de la marginalidad, de la pobreza, de la falta de empleo y de educación, por qué no son temas que tengan la culpa delincuente, al menos no los que roban autos. Es limitado creer que matar delincuentes provocaría el final de la delincuencia, puesto que primero no se mata la marginalidad y los demás factores que la provocan.

Michel Foucault explicaba:
¿Por qué las prisiones permanecieron a pesar de esta contraproductividad? Yo diré que precisamente porque, de hecho producían delincuentes y la delincuencia tiene una cierta utilidad económico-política enlas sociedades que conocernos: La utilidad mencionada podemos revelarla fácilmente: 1) Cuanto más delincuentes existan, más crímenes existirán; cuanto más crímenes hayan, más miedo tendrá la población y cuanto más miedo en la población, más aceptable y deseable se vuelve el sistema de control policial. La existencia de ese pequeño peligro interno permanente es una de las condiciones de aceptabilidad de ese sistema de control, lo que explica por qué en los periódicos, en la radio, en la televisión, en todos los países del mundo sin ninguna excepción, se concede tanto espacio a la criminalidad como si se tratase de una novedad cada nuevo día. Desde 1830 en todos los países del mundo se desarrollaron campañas sobre el tema del crecimiento de la delincuencia, hecho que nunca ha sido probado, pero esta supuesta presencia, esta amenaza, ese crecimiento de la delincuencia es un factor de aceptación de los controles.
Pero eso no es todo, la delincuencia posee también una utilidad económica; vean la cantidad de tráficos perfectamente lucrativos e inscriptos en el lucro capitalista que pasan por la delincuencia: la prostitución; todos saben que el control de la prostitución en todos los países de Europa es realizado por personas que tienen el nombre profesional de proxenetas y que son todos ellos ex-delincuentes que tienen por función canalizar, para circuitos económicos tales como la hotelería de personas que tienen cuentas en bancos, los lucros recaudados sobre el placer sexual. La prostitución permitió volver oneroso el placer sexual de las poblaciones y su encuadramiento permitió derivar para determinados circuitos el lucro sobre el placer sexual. El tráfico de armas, el tráfico de drogas, en suma, toda una serie de tráficos que por una u otra razón no pueden ser legal y directamente realizados en la sociedad pueden serlo porla delincuencia, que los asegura.
Si agregamos a eso el hecho de que la delincuencia sirve masivamente en el siglo XIX y aún en el siglo XX a toda una serie de alteraciones políticas tales como romper huelgas, infiltrar sindicatos obreros, servir de mano de obra y guardaespaldas de los jefes de partidos políticos, aun de los más o menos dignos.
Sabemos que la burocracia es sumamente fatigante, pero a veces también muchas veces discriminatoria. Tal es el caso de Jessica Millamán, transexual de 31 años que reside en Rawson (Provincia de Chubut - Argentina) quién a través de redes sociales denunció discriminación de género tras querer pagar su fichaje a un club de hockey para poder jugar un torneo y aludiendo una "diferencia física" el fichaje se lo rechazaron.
Jessica juega desde el 2013, posee su DNI de mujer y asegura que no siente esa diferencia como tampoco sus compañeras y según su abogada cumple con todos los requisitos para poder jugar, pese a completar su tratamiento hormonal, tampoco se los permitieron presentar.
Finalmente, un juez ordenó que pueda ser fichada bajo apercibimiento de imponer una multa diaria de $ 30.000 a cada uno de los miembros de la Junta Directiva de la Asociación de hockey.

Increíble que en pleno siglo XXI una persona tenga que eligió su identidad tenga que luchar para poder practicar un deporte, que los prejuicios de algunos no le permitan hacerlo y que un juez tenga que intervenir y amenazar de multa para poder hacer cumplir sus derechos.




VER MÁS

;)Si te gustó este articulo ¡Por favor compartilo! ▼

» Comentarios Zona B

¿Qué opinás de este tema?

IMPORTANTE:
Este es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión, que apoya e incentiva la pluralidad de pensamiento. No un escenario de ataques al pensamiento contrario. Los articulos estan presentados en forma meramente informativa. Si tenés alguna pregunta y/o sugerencia referente al articulo ó comentarios, comunicate con nosotros a traves de la sección Contacto

publicidad | Publicite aquí