Resolución 341/16/APRA - Las bolsas plásticas el mal menor

 Las bolsas plásticas el mal menor

La resolución 341/16/APRA del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires regirá a partir de Enero del 2017

Media década atrás, era habitual concurrir al supermercado y al comprar productos, si el cliente no poseía un elemento para llevarlos, los supermercados le entregaban sin cargo y sin limite, las clásicas bolsas plasticas de polietileno y polipropileno. A partir de mayo del 2012, dentro de la ciudad de Buenos Aires (y posteriormente en toda la provincia) tras la Ley N° 3.147 de la Ciudad, se prohibió la entrega de estas bolsas por biodegradables, bajo multa de $1000 a $100.000 al comercio que las entregara. La Agencia de Protección Ambiental (APrA) del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño sostuvo que esta ley ayudaría a reducir la generación de residuos en la ciudad. Los comercios acataron por supuesto esta ley, pero las bolsas que antes eran sin cargo y sin limite, las empezaron a cobrar, dependiendo del comercio, entre 25 centavos y $1,20 cada una. Según estimaciones, desde que entró en vigor la ley el consumo de bolsas se redujo a la mitad.

Pero no conformes con esto, pronto entrará en vigor una nueva resolución, la 341/16/APRA que prohíbe el uso de todas las bolsas que se entregan en los supermercados porteños, dándoles un lapso hasta el 1.º de enero para terminar con el stock que poseen.

De esta manera, el mismo cliente deberá proveerse sus propias bolsas para realizar las compras, en caso de realizarlas de manera imprevista u olvidárselas, la resolución no menciona nada al respecto, suponemos que en ese caso, se deberan aprender técnicas de levitación de objetos o que los quioscos vendan.

Para cargar la tarjeta SUBE hay que ir a quioscos, para cargar saldo al celular también ¿próximamente además para comprar bolsas para el supermercado? desde los gobiernos aluden estar con los ciudadanos, sin embargo, le acarrean más complicaciones y mayores gastos.

   EL PROBLEMA: LAS BOLSAS DE PLÁSTICO    

Las bolsas plásticas de hace años, se llevan las culpas de la contaminación y por ello son prohibidas.
Desde el Ministerio de Ambiente mencionan que:
Un tercio de la basura recolectada durante la limpieza de arroyos entubados son bolsas de plástico
Si un tercio de la basura recolectada en la limpieza de arroyos son bolsas, ¿qué ocurre con el restante porcentaje de basura que se recolecta? ¿no se prohíbe? es probable que en el futuro, el tercio que ocupaban estas bolsas sea ocupado por los restantes materiales que se encuentran. Próximamente, bajo el lema de la contaminación, se prohibirá el uso de botellas de plástico y se volverán a comercializar los envases de vidrio retornables, por supuesto que también habra que abonarlos.

Por citar un ejemplo, en el año 2010 el 80 % de la contaminación en la Ciudad de Buenos Aires era responsabilidad de los autos y colectivos que circulaban. Aunque en el 2012 según estudio realizado por la OMS, la ciudad era una de las que poseía, para ese año, una de las mejores calidades de aire de América Latina. Aún así, esas mediciones no se encontraban del todo en una zona segura para nuestra salud, sin embargo, no existe ninguna resolución que prohíba autos y colectivos. Seguí leyendo para saber (si todavía no adivinaste) el porqué.

Y mientras el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño prohíbe bolsas de supermercados en nombre de la lucha contra la contaminación, por otro lado, el Ministerio de Agroindustria envió al Congreso un proyecto de Ley de Semillas, que beneficia ni más ni menos que a Monsanto.
Este hecho provocó el pasado 25 de Agosto protestas de distintas organizaciones frente al Congreso.

   LOS CIUDADANOS LOS PERJUDICADOS    

Como ya mencionamos anteriormente, las bolsas de supermercado pasaron de ser gratuitas a tener un costo por cada una, como también tienen un costo las bolsas de tela. No obstante eso, las personas las utilizan para otros fines, como para tirar la basura. Hacerles un nudo y dejarlas en el canasto para la posterior recolección, se observa con frecuencia.  Con esta nueva ley, las personas van a carecer de bolsas para arrojar la basura y si bien, lamentablemente las personas prosiguen arrojando todo tipo de desechos a ríos, lagunas, rutas y hasta terrenos descampados esta tendencia irá en aumento, dado que además de comprar una o varias bolsas de tela, también hay que comprar bolsas de residuos, que no solo su costo es elevado, sino que a raíz de la nueva resolución, van a aumentarlas.

No solo el problema es no tener donde tirar la basura, sino mucho más grave. Desde ECOPLAS la Entidad Técnica Profesional especializada en plásticos y medioambiente, emitieron un comunicado acerca de los problemas que esta prohibición podría ocasionar, una de ellas los despidos de trabajadores:
La afectación de la Industria Plástica. Fuerte impacto negativo  tendrá esta unilateral medida  del Gobierno de la Ciudad, implicará el inmediato cierre de un tramado industrial del sector plástico fundamentalmente PyME, con la consecuente pérdida de mano de obra. En este sentido, más de 500 empresas radicadas en la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores y los 12.000 trabajadores que directa o indirectamente allí se emplean, verán afectados y vulnerados su derecho al trabajo.

Siempre se le piden los esfuerzos al ciudadano común. "Compre bolsas para favorecer el medioambiente". "Cerraremos su Pyme, pero detendremos la contaminación solo le pedimos un esfuerzo". "Serás despedido, pero es por una buena causa: el medioambiente". Pero permitimos numerosas grandes empresas derramar desechos a los ríos, permitimos agroquímicos, permitimos la contaminación de automotores, permitimos el fracking, permitimos la tala indiscriminada de bosques y la lista continúa. Pero todo esto no se prohíbe por qué genera ganancias, es sencillo atacar el problema desde la parte más fácil, sin importar que inconvenientes esto provoque.

Por otro lado, hay quienes argumentan que en el primer mundo las bolsas plásticas para las compras no existen como si lo que se hace en el primer mundo fuera realmente lo que está bien, naturalizando o idealizando algo, cuando en realidad y sencillamente es prohibir algo para luego contaminar el doble con otra cosa.

   LAS ALTERNATIVAS   

La prohibición de las bolsas plásticas en evidencia no es la solución al problema de la contaminación, sino que el problema es mayormente social. El problema no es el material que se arroja, sino la mentalidad de la persona que arroja el material, si no arroja una bolsa, arrojará una botella, una lata o lo que desee tirar.

Se trata de conscientizar a la sociedad con distintas alternativas que se ofrecen, por ejemplo desde porta vasos hasta flores y un sin fin de usos que pueden usarse y si no se posee talento o tiempo para realizarlas poder llevarlas a lugares donde pueda aprovecharlas. También se pueden reciclar para poder hacer nuevamente bolsas para las compras.

Entonces esta prohibición ¿es una decisión politica extrema o decisión conveniente para cierto sector?




¿Que te pareció este articulo?


Interesate
Informativo
Carente de información
Malo
surveys

Si te gustó este articulo ¡Por favor compartilo Facebook En FacebookTwitter Tweet en TwitterGoogle+ Plus en Google+ Whatsapp En Whatsapp Whatsapp Opinar

Zona B Publicidad



Publicite aqui