La irracional peregrinación de Liniers a Luján - 60 kms de innecesario sacrificio

La irracional peregrinación de Liniers a Luján - 60 kms de pura de innecesario sacrficio
El pasado Sábado 1 de Octubre se llevó a cabo la 42º Peregrinación a Luján (Prov. De Buenos Aires, Argentina) un recorrido de 60 km a pie que se inicia desde el barrio porteño de Liniers.
Resulta sorprendente la cantidad de kilómetros recorridos a pie y muchísimo más llamativo -y penoso- resulta la expresión de dolor y cansancio que reflejan los rostros de muchas personas, que en la mayoría de los casos no están preparados para una travesía de esa magnitud. Curioso resulta, que la religión que promueve que las personas vayan centenares de km caminando, con los problemas de salud que ello implica, como piernas hinchadas, agotamiento, fatiga, etc, se oponen a por ejemplo la legalización de la marihuana por creerla perjudicial.

No logramos entender la relación entre la fe y el sacrificio humano para lograr una ayuda individual.
Los sacrificios humanos del pasado se transformaron en no mortales y consentidos por las propias victimas.
Ante la desesperación (hambre, falta de trabajo, problemas de salud, etc) resulta fácil manipular a las masas, inculcándoles falsas creencias. La primera peregrinación a Luján, en 1975, concurrieron 30 mil personas, se cree que en la actualidad aunque no existen cifras oficiales, concurren más de un millón y medios de peregrinos. Esto lo atribuyen a la popularidad de la fe, lo cierto, es que las personas ante las crisis infinitas y en aumento que mundialmente ocurren, dentro de su desesperación buscan desesperadas soluciones que les venden como milagrosas, con el único objetivo de cegarlos aún más, esperanzarlos por la eternidad. Esperando algo que nunca va a llegar, ese es el objetivo primario.
Por ejemplo, caminar sesenta kilómetros para que "no haya guerras" esperando que una entidad mística provoque un milagro y las frene, como si de un desastre natural se tratase, para luego volver a sus casas y dejarle todo en sus manos. En lugar de manifestarse contra quienes las provocan quienes se encuentran muy tranquilos, finalizando una guerra y pensando en donde comenzar otras, solo por un interés económico, militar e imperialista, se sacrifican caminando para que su esfuerzo provoque un milagro que las evite.
Otro ejemplo concreto es caminar los sesenta kilómetros "por la paz, el pan y el trabajo" hace 42 años que se realizan las peregrinaciones y en estos 42 años, no solo no hubo paz, sino, que cada vez hay menos pan y menos trabajo, como más pobres en las calles. Evidentemente no hubo suficiente sacrificio, antes de que más personas se den cuenta de ello, la iglesia debería evaluar caminar más lejos, obviamente no ellos, sino sus creyentes para así usar el pretexto que hay hambre "por que no se caminó lo suficiente".

Según la tradición, hay que caminar hasta Luján, para estar unidos, para ser mas felices, más solidarios, para no ser ajenos a los más necesitados, por la patria, para cambiar la situación, entre muchas otras metas que por supuesto nunca se logran. Otras personas van para pedir "favores" a la virgen o agradecerle (entre ellos pedidos deportivos, como por ejemplo, para que gane el equipo de fútbol el cual son hinchas), un acto bastante contradictorio que desafía a la razón, si una entidad es benévola ¿por que quisiera que las personas realicen sacrificios físicos para concederles un bien o que una vez "otorgados" tengan que devolvérselo de esa forma?  ¿acaso disfruta con el sufrimiento?
Por otra parte, mucha gente va sin una razón concreta, solo por costumbre o por hacer algo diferente, sumado a ese grupo de personas, muchos confunden lo que desde la organización les venden como una "fiesta" y llevan o consumen alcohol y hasta drogas.

Un dicho popular exclama "la fe mueve montañas" y es confundido en esta peregrinación, aludiendo que con su fe estas personas, pese a los obstáculos en su camino, como el clima o el cansancio, van a llegar a Luján y tras la llegada sus pedidos cumplidos, centrando todo en la llegada a la Basílica y posterior misa. Si bien es cierto que todo lo que uno quiere puede llegar a cumplirse mediante la fe (no me refiero a la fe religiosa) esto no solo podría realizarse mediante un esfuerzo físico desgastante, también podría hacerse sentado adorando una roca o como muchos otros, adorando santos populares como Gilda o Rodrigo. La diferencia de esto, es que, aunque haya pseudo-lideres de una pseudo-religión de estos santos populares, las religiones oficiales llevan la ventaja en cuanto a fieles y los manipulan a tal punto que dejan por completo el raciocinio de lado y se entregan por completo a lo que ellos creen que es un mandamiento divino, cuando en realidad es un mandamiento pero de seres humanos que mandan en nombre de alguna divinidad. Nadie se detiene a pensar por que las iglesias son mantenidas por el estado. Se obedecen mandamientos de la iglesia, mandamientos de un presidente y mandamientos de un jefe. Obedecemos mandamientos de una iglesia por que "la gente buena es religiosa" y para ello hay que obedecer a lo que nos impongan. Obedecemos ordenes de un gobierno, por que "somos ciudadanos de un país" que tiene que sí o sí ser gobernado por alguien. Y obedecemos ordenes de un jefe, por que "somos simples trabajadores" que necesitamos un empleo y por supuesto dinero, para pagar los impuestos y sobretodo pagarle a la iglesia o al presidente para que sigan dándonos ordenes. Y si no obedecemos, la iglesia nos amenaza con irnos al infierno (que también se lo conoce como Planeta Tierra), el gobierno nos manda a reprimir o matar y los jefes nos despiden de nuestros trabajos. Y así sin poder pagarle a los demás poderes, nos obligan con nuestra desesperación a rogarle a la iglesia un milagro o a nuestro gobierno piedad y un trabajo.
Y si somos religiosos, obedientes al gobierno y tenemos trabajo, la iglesia nos invita a peregrinar para pedirle a alguna entidad por la paz, como si ella organizara la guerra, por el hambre como si ella acaparara los alimentos, por la salud como si ella comercializara los medicamentos o creara las enfermedades o negara las curas, por la patria como si ella supiera de divisiones y fronteras, por el prójimo como si ella provocara nuestra indiferencia, por nuestros gobernantes como si ella los votara y haya instaurado la "democracia", por los hijos/as como si los padres no fueran los responsables de su crianza, por equipos de fútbol como si ella fuera el líder de la mafia. En definitiva, la iglesia controla, cada uno le da a la peregrinación la razón que desee, el objetivo logra eximir al responsable y pedirle al equivocado, con la esperanza en vano de que algo cambiará y está el dicho "la esperanza es lo último que se pierde" el problema es cuanto uno debe de esperar.

Y si algo faltaba por mencionar, la religión tiene mucho que ver con lo militar y adoctrina a las personas de la misma manera que una formación militar, como robotizados al servicio siempre de lo que la religión indique hacer. Por supuesto, para ser los defensores acérrimos de su creencia, una especie de policías religiosos. Antes de llegar a los lideres religiosos hay que pasar por sus creyentes, que van a defender hasta con su vida lo que a ellos les inculcaron: la devoción de la institución y lo que ella dicte (más que lo que dicte o haya dictado una supuesta entidad divina) obedecer mandamientos humanos creyendo que los proclamó Dios, cuando en realidad y según las propias escrituras de la Biblia no fue así:

Hechos 17:22-29:
El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres,
25 ni es servido por manos humanas, como si necesitara de algo, puesto que El da a todos vida y aliento y todas las cosas.
Evidentemente muchas personas que van a la peregrinación desconocen las mismas palabras de la Biblia, inclusive muchos afirman "ir a la casa" de la Virgen.  Otros durante o después de la peregrinación, ensucian con todo tipo de basura tanto los alrededores de la Basílica como las calles por donde transitan desde Liniers, dejando cantidad considerable de residuos provocando las quejas de habitantes de las zonas transitadas. Cierto que caminan por el prójimo. 
La religión comprende diferentes aspectos y sin duda alguna el control de la población. Entendemos que la peregrinación forma parte de una acción simbólica, cabe preguntarse simbolizando realmente qué. De todas maneras las personas desconocen la simbología oculta y muchas personas también la simbología que manifiestan públicamente, desvirtuándola subjetivamente.
En pocas palabras: "caminar 60 km para pedir por algo".

Lo importante es llegar, no importa el caminar,  el desgaste físico, los problemas de salud (principalmente en piernas) acarreados por esto, el soportar frio, calor, lluvia, en resumen el sacrificio humano, que inclusive y volviendo a la Biblia muchas historias allí escritas mencionan los sacrificios humanos que se hacían para Dios.
El interrogante que envuelve todo este articulo es ¿por qué y para qué realmente son necesarios estos actuales sacrificios?
■ Finalmente el Papa Francisco no vendrá a Argentina como se dijo en un principio para el año 2017.
Nos oponemos a su llegada. Para estupidizar al pueblo ya es suficiente cuando lo proclamaron Papa, con estas peregrinaciones, los programas de TV y el fútbol.


Un vídeo publicado por Peregrinacion Lujan (@laperelujan) el

;)Si te gustó este articulo ¡Por favor compartilo! ▼

» Comentarios Zona B

¿Qué opinás de este tema?

IMPORTANTE:
Este es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión, que apoya e incentiva la pluralidad de pensamiento. No un escenario de ataques al pensamiento contrario. Los articulos estan presentados en forma meramente informativa. Si tenés alguna pregunta y/o sugerencia referente al articulo ó comentarios, comunicate con nosotros a traves de la sección Contacto

publicidad | Publicite aquí