Kaczka y "las puertas" de los segmentos humillantes

Kaczka, su "A todo o nada" y los segmentos humillantes
Sin dudas la televisión está en decadencia mundial, avasallada por Internet y su poderío, de todas maneras todavía logra dar batalla no por su calidad, sino por ser una costumbre instaurada en cada hogar desde hace varias décadas atrás.
A medida que pasa el tiempo los responsables de las distintas cadenas televisivas realizan escasos esfuerzos para producir contenidos.
La televisión argentina basa sus programas en formatos copiados de programas extranjeros y los que mayor éxito producen son los de formato de entretenimiento, principalmente por que la televisión las personas la utilizan para este fin. En cada canal televisivo se pueden encontrar distintos programas del mismo estilo, cuya propuesta es simple: realizar un reto y de lograrlo, otros de preguntas y respuestas para obtener un premio en efectivo o un electrodoméstico.

Las personas eligen que ver y la programación de cada país refleja lo que la sociedad de ese país es. Sin embargo existieron (y existen) programas que por rating o para superar a la competencia en originalidad o por falta de ideas, recurren a crear juegos que humillaan a sus participantes. Y en este aspecto hay que analizar tres  puntos, como ya mencionamos antes, un punto los programas de televisión, otro punto los participantes y otro los televidentes.

Guido Kaczka conduce un programa (desde mi criterio aberrante) hace varios años por Canal 13 llamado "A todo o nada" el objetivo del programa es realizar un reto el cual si el participante logra cumplirlo se lleva un premio como puede ser un equipo de música o un LCD, efectivo, entre otras cosas. 
Para citar algunos ejemplos "el hombre más peludo" se lleva una tablet, o "el más narigón" un smart tv. Está claro que mostrar el torso desnudo y peludo o medir tu nariz con la de otros, es un esfuerzo que vale la pena si se obtienen esas recompenzas.
Un acto valiente si se quiere obtener el resultado, sin embargo eso es visto por el ganador del juego, mientras los que pierden se exponen al público gratuitamente. ¿Realmente eso vale la pena por una tablet o smart tv?

Podría seguir mencionando más juegos o concursos pero en este programa han incluido algo nuevo, algo que va más allá, algo que si no roza lo humillante, lo atraviesa. Se trata de un segmento de lo que seria una entrevista de trabajo, pero por televisión.
En este segmento presentan una serie de candidatos para un empleo (han pasado pintores, masajistas, gomeros, entre otros) y una persona por parte de la empresa que los va a "contratar", que es la responsable de elegirlos. Junto al conductor montan todo un show para que estos candidatos muestren sus habilidades y méritos para ser contratados, para que finalmente la persona de la empresa decida con cual se queda en base al trabajo presentado por los candidatos. Por ejemplo, los pintores pintar una pared o los masajistas hacerle masajes a la persona de la empresa. Aparte de, por supuesto, el selector señalar los defectos y virtudes de cada uno basándose en el modelo presentado por ellos.
¿Una vez elegido el postulante directamente se presenta a trabajar? lógicamente, no. Una vez que el responsable de la empresa lo elige, en ocasiones es tomado por un mes de prueba y en otras ocasiones el participante tiene que asistir a una nueva "entrevista" mucho más formal que en la televisión para charlar el sueldo y las diversas cuestiones laborales que a priori no han sido expuestas.


Hemos escrito demasiadas veces sobre distintos sectores los cuales no solo les conviene el desempleo, sino que también lucran con ello y en este caso, tanto el programa como quienes emplean a los candidatos lo hacen. A su vez el postulante elegido no queda definitivamente contratado (como debería ser por las circunstancias poco habituales en la que se lo elige) pese a que la presentación del "concurso" da a entender que si. Y los otros candidatos quedan expuestos ante las cámaras como los no elegidos, desplomando la ilusión de poder tener un trabajo con la ayuda de la televisión y sorteando de sobremanera el intrincado proceso de entrevistas convencionales. Pero esa ayuda de la televisión es un doble filo, por que con su presencia alimentan al programa y les genera ganancias mayores a las que pueden obtener durante un mes en ese empleo, suponiendo que claro, resulten elegidos.
Aunque evidentemente ir a concursar por una tablet no es lo mismo que por un puesto de trabajo, se entiende el intento por parte de los candidatos de encontrar un puesto de trabajo de una manera poco frecuente ante la excesiva demanda de empleo.
Lo que no puede entenderse es el aprovechamiento de este tipo de programas ante la necesidad de las personas, no por electrodomésticos, sino necesidades reales como lo es un trabajo, no se puede comprender tampoco el cinismo que manejan al intentar presentarlo como un "medio" más para conseguirlo, ya son suficiente con las consultoras de recursos humanos que generan ingresos gracias al desempleo constante que ellas mismos alimentan, se ve que ahora intentan repartir con los programas de televisión. Dicho sea de paso, este es solo un segmento dentro de un programa ¿cuanto falta para que realicen un programa completo? todo se quiere televisar, mediatizar y lo peor de todo, satirizar. Se puede ver los muchos programas que existen actualmente del formato juicio para "resolver conflictos" que generalmente terminan siendo casos bizarros y por supuesto falsos, satirizando lo que debería ser un juicio real.

¿Y por qué tantos programas de este mismo estilo? por que son vistos. Ese es el problema principal, no es un problema de los programas, ni la falta de ideas de los realizadores, ni de los participantes, sino, de los televidentes que eligen verlos y generarle valor a programas carentes de ideas, y al carecer de ideas recurren a crear segmentos y secciones de la misma índole, que como no puede ser de otra manera: también funcionan.

Resulta obvio el objetivo de la televisión y es largo de explicar, sería sencillo culparla a ella de los contenidos. Hasta me podría llegar a preguntar: ¿por qué no existen programas que recomienden libros? o ¿por que no hay más canales de documentales? y la respuesta la sé: por que a la mayoría de personas les aburre y apagarían la televisión. A la mayoría le entretiene y les gusta ver una competencia de cual hombre es el más peludo.

» Comentarios Zona B

¿Qué opinás de este tema?

IMPORTANTE:
Este es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión, que apoya e incentiva la pluralidad de pensamiento. No un escenario de ataques al pensamiento contrario. Los articulos estan presentados en forma meramente informativa. Si tenés alguna pregunta y/o sugerencia referente al articulo ó comentarios, comunicate con nosotros a traves de la sección Contacto

publicidad | Publicite aquí