____________________________________
« Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas »
____________________________________

La siniestra persecución a la venta ambulante

imprimir
A+ A-
En diversas ciudades del país los vendedores ambulantes por décadas son muy perseguidos. Los vendedores más conocidos son los llamados manteros, aquellos que en una vereda -generalmente de mucha circulación- exponen sobre una tela o en algunos casos en mesas, productos para la venta.

La polémica con estos manteros en estos últimos años fueron diversas y la represión contra ellos fue dura y repetida durante varias ocasiones, una de las más recientes ocurrió el pasado Enero en el barrio porteño de Liniers, donde la policía por orden de la fiscalía desalojó a más de 500 vendedores ambulantes.
Pero la persecución no termina ahí, en distintos distritos de la Provincia de Buenos Aires se prohíbe la venta ambulante de la modalidad casa por casa, esos vendedores que durante años iban golpeando puerta a puerta por distintos barrios ofreciendo distintos tipos de productos como; medias, repasadores, cubrecamas, etc, intentando ganarse el sustento del día, ya no lo pueden hacer tan libremente.
Si bien se trata de una ley que viene desde hace muchos años, en este último tiempo se viene acrecentando un poco más. Aunque esto no conlleva un delito, si es una infracción el cual se prevé una multa por vender sin la debida autorización municipal, que por supuesto conlleva pagar, es decir, el vendedor para ser habilitado primeramente deberá presentar ante la municipalidad una serie de requisitos, entre ellos, primeramente deberá registrarse en la AFIP como autónomo, o sea monotributista; abonar las tasas correspondientes para esa categoría de trabajador, también se le asignará una zona de venta, tampoco podrá vender donde desee. Existen otros requisitos los cuales pueden permitir ser vendedor ambulante, como ser discapacitado. Al parecer la municipalidad le permite la venta ambulante a un discapacitado, pero no le permite tener una vida un poco mejor y mas digna que recorrerse toda una ciudad para obtener un poco más de ingresos. Brindarle mejores condiciones de vida a través de un aumento en su pensión no esta contemplado.

El Estado no brinda empleos para las personas, en especial para los sectores menos favorecidos, pero si las personas intentan rebuscárselas de la manera que pueden, les prohíben las ventas, le decomisan la mercadería o imponen requisitos que no todos pueden cumplir. Pero si luego la persona no le queda otra alternativa que involucrarse en una actividad ilegal, reciben el odio de la sociedad, la misma que apoya la persecución y los controles a quienes intentan hacer algo para no salir a delinquir.

Pero todo esto, como muchas otras escusas que presentan a la ciudadanía para nuestro bien o para protegernos, encierra nada más y nada menos que otro fin, mucho mas maléfico y no es nada mas ni nada menos que el dinero.
A nadie le importa que la persona recurra a la venta ambulante por no tener el secundario completo, por que no lo tomen por no cumplir con la edad requerida (generalmente menor a 30 años), por tener antecedentes policiales, por no tener un idioma extra, por no saber de computación, por que encuentra mejor salir a vender de esa manera, lo que importa es que al Estado no le quite dinero.

Está persona está ganando dinero y no paga impuestos, por ende no está permitido su venta, camuflandoló de que puede vender productos ilegales ¿acaso no existen locales habilitados que también los venden? o peor aún: utilizan escusas tales como que el comprador luego en caso de falla, no puede devolverlo, por que claro, en locales habilitados si pueden devolverlos, pero... ¿cuantas vueltas tienen hasta que lo hacen? y si lo hacen ¿uno queda realmente conforme con la entrega de otro producto?

Por otro lado, la presión ejercida por los locales comerciales que pagan impuestos y se ven "perjudicados" por estos vendedores, que no solo venden productos más baratos, sino que los van ofreciendo casa por casa, no dejando lugar a que el cliente salga y vea sus vidrieras, una compra directa.

Como se puede apreciar los motivos -camuflados- son netamente monetarios.
Mientras tanto, mientras que cada parte se asegura su tajada, el "descarte", los menos favorecidos "que se arreglen como puedan".
El que no paga impuestos y no tiene trabajo parece estar condenado a morirse. De hecho es así en este sistema capitalista, quien no aporta al Estado es un estorbo que hay que apartar.
Un claro ejemplo son las palabras de Christine Lagarde, Directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI):
Los ancianos viven demasiado y es un riesgo para la economía global, hay que hacer algo ya.
Al parecer no contentos con los ancianos, van también por los vendedores ambulantes, lo que sigue, cobrarles a los indigentes por dormir en las veredas.
No resulta muy ilógico que esto ocurra, sin embargo resulta más probable que prontamente se prohíba cultivar a quienes cultivan y poseen huertas de frutas y verduras en su hogar, a menos que claro, se pague por dicha actividad.

Tampoco se salvan los músicos, casos como este, este otro y hay diversos otros casos documentados en video que se pueden encontrar con una simple búsqueda que manifiestan que tampoco ganándose la vida como músico callejero esta permitido, grabá algo y subiló a Spotify o Youtube, que ellos sí pagan impuestos, no vas a ganar mucho pero eso no importa.

A comienzos del año 2016 la ligaron las bolsas plásticas, en pos de mejorar el medio ambiente, no creemos que haya mejorado mucho, pero si empeorado muchos las fábricas de bolsas, ahora eso si, las grandes multinacionales pueden contaminar todo lo que deseen, como el caso de Barrick Gold, que en un año y medio provocó tres derrames de químicos al medio ambiente, el más grande ocurrido en el año 2015 donde se derramó un millón de litros de cianuro que llegó a alcanzar un rio cercano a la zona de la mina Veladero en la provincia de San Juan, Argentina. Pero prohibamos las bolsas plásticas son más contaminantes.
 


Como se puedo ver, la persecución es siempre hacia el que no aporta nada al Estado. Aún pasando hambre y desesperación no se puede buscar una alternativa para vender, por que se debe pedir un permiso a los mismos responsables de que la persona llegue a esa situación.
En lugar de pensar en conceder un permiso, ¿no es mejor trabajar para brindarle un empleo en mejores condiciones? ¿realmente es necesario que un vendedor tenga un permiso para vender medias? infracciones ya hubo, el caso de un vendedor al que le incautaron veinte pares de medias por estar vendiéndolas en la vía pública ¿es realmente necesario hacerle pasar un momento peor a alguien que solo pretende vender un par de medias?

Un militante de CORREPI durante una marcha contra el gatillo fácil afirmó
El Estado primero te empobrece, después te echa la culpa porque sos pobre, y encima te mata.
Nunca mejor definido, para todos los aspectos la frase es válida.
Con tecnología de Blogger.