____________________________________
« Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas »
____________________________________

Vamos a buscar la gloria o ¿vamos a buscar la gloria?

Vamos a buscar la gloria o ¿Vamos a buscar la gloria?

ajustes de texto:  A+A-
imprimir
Un comercial de un conocido portal de comercio electrónico enfatiza: "Vamos a buscar la gloria" aclarando también que cada cuatro años dejamos todo lo que estamos haciendo y buscamos juntos lo único que allí no se encuentra: la ya mencionada gloria. El comercial no tiene nada de diferente a otros como para destacarlo, sin embargo esa similitud (mejor dicho mensajes que transmiten) con los diversos que empezaron a circular a poco tiempo de comenzar el Mundial de Fútbol Rusia 2018 (y otros que circularon en mundiales anteriores) es lo que trataremos en este articulo.

En diversos ambientes podemos escuchar a familiares, amigos o desconocidos hablarles a los jugadores como si los escucharan y en esa suerte de charla de un solo interlocutor, pedirle a modo de necesidad el de "traernos la copa".
Podemos empezar a preguntarnos: ¿traernos la copa a nosotros? pero eso es seguro que no pasará, es muy poco factible que llegue a nuestras casas, y si podemos verla en alguna oportunidad, de seguro a nuestras casas estos jugadores no la traerán en persona.
Entonces ¿a quien le traen esta copa y por que la piden como si fuera propia?

Por otro lado, volviendo al lema del comercial: Buscar la gloria.
Según la definición:
1. Honor, admiración y prestigio que alguien consigue por haber hecho algo importante, bueno o extraordinario y que ha alcanzado un reconocimiento público.
¿Pero acaso eso ya no lo tenemos? si hablamos de Argentina (y cada país también los tiene) existen muchas personas que en otros ámbitos han alcanzado la gloria y por ende ya la tenemos. Futbolísticamente hablando, los jugadores están en la selección por haber alcanzado la gloria en sus respectivos equipos y ser convocados, sin mencionar la fama y el dinero que reciben por cada partido jugado. ¿Eso no es alcanzar la gloria?
Se puede entender como equipo intentar alcanzar la gloria, consagrarse campeones y todo lo posterior, sin embargo, juntos no, no van con nosotros y no formamos parte de nada, mas que ¿alentarlos? pero habría que preguntarse ¿alentarlos a que? por que para alentar debemos pagar el cable, internet, plan de datos, además, para seguir al rebaño, debemos ser consumistas de la fiebre mundialista y consumir todo lo referido a ello: adquirir camisetas, cotillón celeste y blanco, comprar comida y bebida para ver los partidos, el televisor más grande que exista y hasta un álbum de figuritas.
Todo sea para alentar a la selección y traer la tan preciada gloria.
Mejor dicho: alentar al consumismo, al negocio y traerle la gloria todos los que se benefician económicamente a costa de los patriotas que se creen el cuento de formar parte de una contienda deportiva que no les genera nada más que gastos y alguna que otra alegría pasajera de la cual no forman parte de ninguna manera, a menos que todos los involucrados repartan lo recaudado (y mira que es mucho) a todos los argentinos.
Traen la copa, mejor conocida como "la gloria" pero se llevan los millones de dolares a sus bolsillos o a sus cuentas bancarias; su verdadera gloria.

Juntémonos para ver el partido y alentar a la Argentina, que si es para ayudar a alguien en situación de calle u otra calamidad, otro lo hará o el gobierno que para eso yo pago los impuestos.
ciudadano medio
La idea es inundar los cerebros de ansias y emoción, hacernos participés de los resultados como si fueran nuestros. Como si fuera una guerra, pero sin armas ni millones de muertos, zombies si. Quienes están detrás de estos eventos, son los mismos que están detrás de otros eventos lamentables y mucho más sangrientos como lo son las guerras, pero para los mismos fines. Valiendosé de las personas incautas que piensan que la patria les terminará dando alguna gratificación o que están obligadas a defender por haber nacido en su territorio.

En al año 2017, tras Perú haber clasificado para el Mundial de Rusia, una mujer de 24 años falleció al haber caido desde una camioneta que festejaba la clasificación. ¿Hasta que punto llega la fiebre mundialista?
Al parecer mucho, a tal punto de Argentina estar tercera en ser el país con más entradas solicitar para el mundial, luego de Rusia y Alemania. Para estas personas endeudarse casi de por vida vale la pena con tal de estar cerca de la selección. ¿Sería por esto los cacerolazos por la compra de dolares ocurridos los años anteriores?
Un manifestante por aquellos años manifestaba al diario La Gaceta:
No podemos hacer lo que queremos con nuestro dinero
Ahora han hecho buen uso, con el dolar a más de $25 es una buena manera de hacer lo que quieran viajando a Rusia para alentar a Argentina y traernos la tan preciada gloria.

Pero la fiebre mundialista, lejos de mitigarse, vá más allá y las publicidades superan todo limite, tal es así que la cadena televisiva TyC Sports lanzó una muy polémica (y de mal gusto) publicidad homofobica sobre el mundial denominada "Putin". En dicha publicidad se trataba de satirizar sobre la discriminación que sufre la comunidad LGBT en Rusia, mostrando diversos estereotipos que producen mayor estigmatización hacia esta comunidad y por si fuera poco, expresarle al presidente ruso:
Señor Putin: si para usted el amor entre hombres es una enfermedad, nosotros estamos muy enfermos ¿Y sabe qué? Es contagioso.
El comercial provocó indignación en gran parte del público que reclamaba sacarla del aire, además de provocar también indignación en la Embajada Rusa en Argentina, quién emitió una carta al Director de Programación del canal para que -según expresaba- está publicidad no estuviera más tiempo en el aire. Finalmente luego de unas breves disculpas previas, el comercial fue sacado del aire.

Cuesta entender por que somos tan unidos durante un evento deportivo, el cual beneficia a otros y no a nosotros mismos. Que ganen un mundial no va a hacer que nuestras finanzas crezcan. O para otros eventos patrios que finalmente no nos dejan nada en absoluto, el festejo pasa y nuestra economía sigue igual o incluso peor. Pero para otras causas, menos convenientes para algunos, estemos tan desunidos y por otro lado, confrontados; la llamada grieta.
¿Que nos pasa como sociedad para creernos ir a buscar la gloria a un mundial que no jugamos y no unirnos para mejorar nuestra economía o ayudar a otros?
¿Por que nos unimos para ayudar a otros, millonarios, pero no para ayudar a los pobres y desamparados? ¿traer una copa es traer la gloria pero darles dignidad a los oprimidos no?

foto: rionegro.com.ar
Con tecnología de Blogger.