miércoles, 23 de enero de 2019

Los niños palestinos asesinados por Israel en 2018 han sido olvidados por el mundo

Los niños palestinos asesinados por Israel en 2018 han sido olvidados por el mundo
Al menos 56 niños palestinos han sido asesinados durante el 2018 por francotiradores, drones y fuerzas de seguridad del ejército israelí, sin representar alguna amenaza. Estos niños y los que han sido asesinados por Israel durante años, han sido olvidados por el mundo.

Una corona de flores descansa en el asiento de Faris Hafez al-Sarasawi, un niño palestino de 12 años que fue asesinado por las fuerzas israelíes en las manifestaciones de la “Gran Marcha del Retorno”, durante un recuerdo de sus compañeros y maestros en la Escuela Primaria Muaz bin Jabal en Shuja.
Defence for Children International – Palestine (DCIP) pinta una perspectiva sombría para los niños palestinos al revelar que durante el 2018, al menos 56 niños fueron asesinados por Israel. Las personas que presenciaron algunos de los asesinatos han insistido en que los niños atacados estaban desarmados y no representaban una amenaza para el estado o sus ciudadanos.

Niños palestinos han sido asesinados por francotiradores, drones y fuerzas de seguridad del ejército israelí en los territorios palestinos ocupados. Cinco de los niños asesinados eran menores de 12 años. En Gaza, 49 niños fueron asesinados por Israel en actividades relacionadas con las protestas de la Gran Marcha del Retorno.

Israel utilizó munición real en el 73% de las muertes documentadas por DCIP, que también registró “140 casos de niños palestinos detenidos por las fuerzas palestinas”. Las fuerzas israelíes también arrestaron a 120 niños en la Cisjordania ocupada. En ambos grupos, los niños detenidos sufrieron abusos a manos de las fuerzas de seguridad que los detuvieron, ya fuera la Autoridad Palestina o el ejército israelí.

Estas tácticas muestran que la colaboración colonial de Israel con la Autoridad Palestina se dirige a un segmento muy vulnerable de la sociedad palestina. Lo que es más, el asesinato y lesiones de niños palestinos en manos de los francotiradores israelíes en la Gran Marcha del Retorno es una mutilación directa de la generación que puede continuar la lucha anticolonial.

Citar el derecho internacional no tiene sentido cuando Israel, e incluso la Autoridad Palestina, han extendido los parámetros para un ciclo continuo de abuso contra los niños palestinos. El derecho internacional solo es relevante cuando se usa para señalar que se están cometiendo violaciones y los palestinos se enfrentan a un estado miembro de la ONU que trata el derecho internacional con desprecio, mientras que la comunidad internacional da su acuerdo tácito al abuso y, en algunos casos, es cómplice.

La investigación del DCIP establece el hecho de que Israel mató a un promedio de más de un niño por semana durante el 2018. Las estadísticas oficiales más impactantes revelaron que entre el 2000 y el 2014 Israel asesinó a un niño palestino cada tres días en promedio, durante catorce años. A lo largo del año hubo una discusión continua sobre la intención genocida de Israel y las acciones que fueron descartadas en su mayoría debido al monopolio del término en referencia al Holocausto. Sin embargo, el Artículo II de la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio define el término como “actos cometidos con la intención de destruir, en todo o en parte, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”. ¿Lo está haciendo Israel al pueblo de Palestina, “en todo o en partes”?.

Las respuestas de la comunidad internacional son tan predecibles que Israel no encuentra obstáculos para maniobrar más allá de los límites establecidos por el derecho internacional; tiene permitido actuar con impunidad. La tasa de “goteo, goteo” del asesinato de niños palestinos y la naturaleza casi rutinaria de su detención se cuela bajo el radar de las violaciones de derechos humanos. Como la comunidad internacional no responde a las violaciones israelíes dentro de su marco establecido, Israel logra cerrar la brecha entre las violaciones y los derechos.

Hablar de las violaciones de Israel ahora es, de hecho, también hablar de la irresponsabilidad de la comunidad internacional. Sin embargo, ninguno de estos ha sido examinado o han rendido cuentas; el resultado es la cita regular pero un tanto renuente de lo que debería suceder de acuerdo con el derecho internacional yuxtapuesto contra las violaciones de la ley por parte de Israel. La responsabilidad, sin embargo, hace mucho que se fugó de la escena del crimen. Si Israel quiere matar a niños palestinos (o mujeres y hombres), asesinará porque ha decidido, muy deliberadamente, hacerlo.

Mientras tanto, la comunidad internacional evitará asociar las acciones israelíes con el genocidio, prefiriendo en cambio confiar en los “presuntos crímenes de guerra”, cuyos autores nunca serán llevados ante la justicia. Los niños palestinos asesinados por Israel durante muchos años, incluido el año pasado, han sido olvidados por el mundo.
Fuente español: Los niños palestinos asesinados por Israel en 2018 han sido olvidados por el mundo
Traducción por Palestinalibre de Ramona Wadi, Middle East Monitor
Fuente en inglés: The Palestinian children killed by Israel in 2018 have been forgotten by the world